La otra cara de la Consulta Popular en Cajamarca

Quienes están a favor de las actividades mineras en el municipio, se unieron en el ‘Comité Pro abstención’ para apoyar a la AngloGold Ashanti.


En Cajamarca no todo es oposición. Alrededor del proyecto de La Colosa se han gestado grupos que apoyan la actividad minera y los proyectos sociales que la AngloGold Ashanti ha impulsado en el municipio. Son personas que no necesariamente tienen vínculos laborales con la empresa y que se reconocen como “cajamarcunos de pura cepa”.

María Isabel González, es líder del ‘Comité Pro abstención’, creado semanas previas a la Consulta Popular en Cajamarca, como una forma de hacer oposición a las “mentiras” de personas en contra de La Colosa.

¿Quién fue el gran ganador en la Consulta Popular?

Aquí gano la abstención y eso lo pueden comprobar a través de la registraduría. La consulta pasó porque el cociente electoral se estableció en 30 %, es decir, 5430 votos. Los ganadores tuvieron 6200 voto, pero entonces ¿la opinión de 10000 personas dónde queda? ¿Dónde quedamos los 10000 que nos abstuvimos de votar?

¿Cree que se la ha dado una mala interpretación a los resultados de la Consulta Popular?

Por supuesto; la interpretación ha sido a la ligera. Yo veo también con mucha preocupación una agresividad terrible en los que se oponen al proyecto, pienso que no es con amenazas ni con groserías ni con hostigamiento ni a gritos como se hace escuchar y respetar un territorio.

¿Qué tipo de amenazas y hostigamiento han recibido por parte de esas personas?

El día de la consulta groserías y toda clase de improperios, que me gritaron cuando pasé al pie de ellos, y yo como estaba en el comité de seguimiento electoral dejé constancia y responsabilicé, y responsabilizo, a Robinson quien lidera el comité del ‘No’. Cuando uno lidera algo tiene que hacerse responsable de los seguidores, de lo que van a hacer o qué es lo que están haciendo. No es con amenazas ni con groserías ni acosando al otro que yo me hago entender y hago que me den la razón.

¿Cómo fue el ambiente el día de la consulta?

La semana de por sí fue muy pesada porque vino gente de muchas partes y a usted la querían llevar casi a la brava para que votara. Nosotros como éramos abstencionistas no estuvimos haciendo ningún tipo de actividad, ni repartiendo publicidad, ni tuvimos directorio ni nada de eso. Nosotros hicimos diálogos respetuosos con la comunidad,  basado en la verdad y objetividad. Pero ellos sí estaban amontonados, muy agresivos y groseros todo el tiempo.

¿Qué tipo de cosas le decían?

De todo, arrodillados, vendidos, mendigos, aparecidos… muchas vulgaridades.

¿Ustedes han intentado mediar con ellos para que no pase eso?

Pues intentarlo como tal no, porque como le digo, con ellos no se puede dialogar porque son personas muy agresivas. A toda hora están con malas palabras. Pero si hubiera diálogo me gustaría que fuera con argumentos serios, pero no con mentiras y con personas que no son de Cajamarca. Yo no entiendo qué tiene que hacer el senador Robledo, Claudia López, Piedad Córdoba, Petro e Iván Cepeda en los temas de Cajamarca, cuando nunca en la vida han venido a proponer un proyecto. Yo nunca he visto a los estudiantes de la Universidad del Tolima o de la Universidad Nacional  diciendo venga venimos con este proyecto, no he visto a un ambientalista recoger papeles en el parque. Ellos a lo único que vienen acá es armar bonche.

¿Durante el proceso del Comité cómo fue la relación con el AngloGold Ashanti?

Nosotros les comentamos a ellos que habíamos organizado el comité y ellos nos dijeron que les parecía bien y en ningún momento tuvieron relación con nosotros

¿Cómo ha sido el ambiente después de la consulta?

Pues calmado, ya no vienen los ambientalistas que tanta campaña hicieron ni tampoco los medios de comunicación.

¿Después de los resultados de la consulta, el Comité ha pensado seguir capacitando la gente o contándole a la gente la razón de la posición que tienen?

No hemos hecho reuniones grandes pero sí nos hemos seguido reuniendo con los mineros artesanales, porque es que los únicos afectados son los mineros artesanales. Es decir, el barequero que llaman a lavar la tierra en la bateíta y sacan oro en muy pequeñas cantidades, los que trabajan vendiendo materiales de arrastre de los ríos como gravilla y arena. De esas actividades dependen muchas familias cajamarcunas, entre ellas muchas mujeres que son cabezas de familia y trabajan como paleras en el río, que son las personas que sacan la arena y la suben a las volquetas para las diferentes obras.

Al principio me decía que los resultados le habían producido tristeza. ¿Por qué?

Porque no se puede llegar a juzgar una situación tan delicada como fue la consulta y que como por arte de magia se desaparecieron 10000 personas que no participamos en el proceso. Aquí ganó la abstención  y eso nadie lo ha dicho. ¿Dónde queda la opinión del resto? Entonces eso produce tristeza, porque además los medios de comunicación informan a la ligera y primero no verifican la noticia.

Por último, ¿Ustedes por qué deciden apoyar a AngloGold Ashanti?

Aquí estamos respaldando la minería legal que es lo que todo el país y todo el mundo quieren y lo que está de moda en el mundo, la que se  hace con responsabilidad social y ambiental. Yo como mujer cajamarcuna he visto que AngloGold lo ha hecho desde esos parámetros, con responsabilidad con mucha legalidad porque ellos aquí no están ilegales no han venido a atropellar a nadie, no han venido a mentir, están amparados por la ley.

REDACCIÓN RED TINTA VERDE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *